Normativa

Contratar a un Perito Informático sin la titulación  «Ingeniero Técnico en Informática»,  «Graduado en Ingeniería Informática» o «Ingeniería Informática» puede conllevar la anulación del dictamen pericial y la pérdida del proceso judicial.

De forma general, un “perito”, se entiende que es un profesional experto en una determinada materia, capaz de estudiar casos de litigios relacionados con la misma y emitir los informes correspondientes.

En la actualidad, la tecnología de la información está presente prácticamente en todos los ámbitos, tanto a nivel particular como empresarial. Es por ello por lo que surgen muchos problemas relacionados con el uso de estas tecnologías, cuyas soluciones no están al alcance de los usuarios. De aquí, la necesidad de un “experto” en la materia y la aparición de la figura del “perito informático”, para prestar su servicio en diversas actuaciones a aquellas personas u organizaciones que lo precisen; entre las mismas figuran como más destacadas las llevadas a
cabo en vías tanto prejudiciales como judiciales.

Aunque no podamos dar una definición unívoca de “perito informático”, se entiende como tal una persona con la titulación académica que le proporciona formación y conocimientos y con  la experiencia necesaria para poder llevar a cabo el estudio de los problemas planteados y
emitir los dictámenes pertinentes.

Respecto a la cualificación profesional que se requiere para ser perito informático:
1.Poseer titulación oficial en el ámbito de la informática
– Estar en posesión del título «Ingeniero Técnico en Informática»,  «Graduado en Ingeniería Informática» o «Ingeniería Informática».

2. Pertenecer a un Colegio Profesional de Informática (es decir, estar colegiado).
– Ello aporta una doble garantía, pues los Colegios Profesionales, además de exigir a los Colegiados los títulos académicos, organizan cursos y emiten las certificaciones correspondientes.
– Además, dentro del Colegio deben cumplirse una serie de normas para garantizar un código deontológico de funcionamiento

 

Regulación de la figura del Perito Informático
Desde el punto de vista legal, en España, la figura del perito judicial se encuentra regulada en los Art. 340 y Art 341 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil; donde se establecen las condiciones, así como el procedimiento para la designación judicial de perito
respectivamente.

Art. 340.1 «Los peritos deberán poseer el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste.»

 

Ejercer como Perito Informático sin tener la titulación de Ingeniería Informática

El delito de intrusismo profesional está tipificado por el artículo 403 del Código Penal:

1. El que ejerciere actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente, incurrirá en la pena de multa de doce a veinticuatro meses. Si la actividad profesional desarrollada exigiere un título oficial que acredite la capacitación necesaria y habilite legalmente para su ejercicio, y no se estuviere en posesión de dicho título, se impondrá la pena de multa de seis a doce meses.

2. Se impondrá una pena de prisión de seis meses a dos años si concurriese alguna de las siguientes circunstancias:

     a) Si el culpable, además, se atribuyese públicamente la cualidad de profesional amparada por el título referido.

     b) Si el culpable ejerciere los actos a los que se refiere el apartado anterior en un local o establecimiento abierto al público en el que se anunciare la prestación de servicios propios de aquella profesión.

Whatsapp icon